jueves, 19 de septiembre de 2013

La Manzanilla, Propiedades y Usos.

Holaa!! ya estoy de nuevo de vuelta. Hoy os voy ha hablar de remedios naturales, concretamente de los de la Manzanilla.

En infusión, diluida en el baño, como cataplasma... Puedes usar esta planta de muchas formas y aliviar trastornos tan diferentes como insomnio, los eczemas o incluso el dolor premenstrual.




La habrás visto a menudo si has salido a pasear por caminos, prados o senderos. Se encuentran a lo largo de toda Europa y América, sobre todo en zonas secas y soleadas. La planta de la manzanilla no sobre pasa los 50 cm de altura, y de ella sólo se aprovecha la cabeza de la flor, que se recolecta cuando finaliza su floración, en la primavera. Una buena manera de conservarlas para su posterior uso es secándolas y guardándolas después en un recipiente cerrado herméticamente. 
Debes saber también que manzanilla no es el único nombre de esta planta: se la puede denominar además matriacaria o camomila.


Bañate en ella:

Preparar baños de manzanilla es muy fácil. Tan sólo basta con diluir medio litro de infusión en el agua del baño para disfrutar de sus propiedades. Si lo prefieres, puedes colgar una gasa con flores secas dentro y dejar que el agua corra sobre ella. Este baño está especialmente indicado al final del día porque es relajante.

Como infusión:

La manzanilla contiene muchos principios activos, de los que puedes beneficiarte si la tomas en infusión. Al ser un hierba medicinal muy popular, puedes encontrar los típicos sobrecitos ya listos par tomar y sumergirlos en agua caliente. Aunque, si lo prefieres, puedes acudir a una herboristeria y comprar el remedio  granel. Una buena taza de manzanilla...
- Tiene acción antiinflamatoria.
- Estimula el apetito antes de las comidas y facilita la digestión tras ellas.
- Sus propiedades antiespasmódicas rebajan la tensión muscular y ayudan a combatir los dolores tras la práctica de ejercicio intenso, o aquellos otros causados por malas posturas.
- Favorece el buen funcionamiento del intestino y también facilita la expulsión de los gases acumulados.
- Activa la producción de bilis, por lo que tiene un gran poder digestivo.
- Regulariza la regla y, además, atenúa los dolores que aquélla provoca.
- Es un sedante suave. Tomarla antes de acostarse es muy recomendable si se tienen problemas para conciliar el sueño o en épocas de nerviosismo.
- También es eficaz para luchar contra la migraña producida por estres.

Como saber utilizarla:

  • Como infusión: La tisana es la forma más popular para tomarla, aunque ni la única. Para garantizar su efecto, la manzanilla tiene que estar muy concentrada, lo que supone una porción de 10 o 15 gr de manzanilla por cada 100 centilitros de agua. Eso si, como toda infusión, antes de tomarla déjala reposar durante 10 minutos.
  • En cataplasma: Se consigue formando una especie de papilla e agua caliente mezclada con la manzanilla.
  • En aceite destilado de flores secas: Puede potenciar sus propiedades si se combina con otros aceites.
  • En un paño: Mójalo en la infusión todavía caliente. Este método es muy efectivo para el dolor de muelas si se aplica sobre la zona.

Úsala por fuera:

  • Gracias a sus propiedades analgésicas, su aplicación ayuda como calmate ante dolores de cabeza o todas las molestias menstruales.
  • Es antiinflamatoria, por lo que es útil en casos de párpados hinchados u ojos cansados.
  • Utilizada como aceite esencial en combinación con otros aceites, la manzanilla puede ser eficaz en el tratamiento de cicatrices y quemaduras.
  • Activa el sistema inmunológico, por lo que puede prevenir las infecciones leves.
  • Es un buen antihistamínico natural. Su acción antialérgica lo hace eficaz en casos de asma, sinusitis, fiebre del heno, bronquitis o catarro.
  • Aplicada como una base cremosa sobre la piel, es muy eficaz para aliviar la irritación y también en casos de eczema.

Combinarla con otras hierbas:

Si a los múltiples beneficios de la manzanilla les añades los de otras hierbas medicinales, conseguirás auténticos cócteles de salud. Te muestro algunas de las más efectivas:
  • Manzanilla + anís verde para luchar contra los gases. Mezcla a partes iguales los dos ingredientes (Una cucharada pequeña de ambas). Pon agua a herir y, cuando lleve unos minutos, apaga el fuego. Añade la mezcla y deja reposar 10 minutos.
  • Manzanilla + salvia contra dolores de garganta. Hacer gárgaras con infusión de ambas aliviara la irritación.

Curiosidades milenarias:

Hace ya 4.000 años que nuestros antepasados las comenzaron a utilizar. Romanos, griegos y egipcios ya habían descubierto sus propiedades para combatir enfermedades hepáticas y dolores intestinales.
  • Los egipcios la consideraban una planta sagrada, y la ofrecían a Ra, el dios del Sol, por sus virtudes medicinales.
  • Los griegos la llamaban khamaimelon, que significa manzana de la tierra, porque el aroma que desprende se parecía al de la fruta madura.
  • Los romanos llamaron a la manzanilla matricaria chamadilla (la matriz del útero, la madre) por su capacidad de calmar las molestias menstruales.


Espero que os haya gustado.
Un saludo!
Ana.

2 comentarios:

  1. casi cada vez que entro a tu blog me descubres cosas nuevas. ^^

    Un beso

    http://mividaencolor.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que te gusten mis post! un beso!

      Eliminar

Muchas Gracias Por Tu Comentario!
Aniita.

Post Destacado

Los Cosméticos y su composición.

Holaa!!!! Lo primero de todo ¡Feliz Año Nuevo a tod@s! Y aquí estoy, por fin de nuevo, el mes de D iciembre fue un poco caótico, entre ...